El marketplace (literalmente “mercado”) es un espacio digital que agrupa diferentes vendedores online que ofrecen su catálogo de productos tanto a profesionales como a particulares. El dropshipping, o envío directo, es una plataforma de comercio electrónico donde el vendedor vende productos que no tiene en stock, sino que los adquiere a un proveedor. Un marketplace no funciona, por tanto, de la misma manera que una web de dropshipping. Tienen importantes diferencias, tanto en el proceso de venta, como en las partes implicadas o el procesamiento de los pedidos. ¿Cuáles son las diferencias entre una plataforma de marketplace y una plataforma de dropshipping? Te lo contamos a continuación…

Definición de marketplace y dropshipping

El marketplace y el dropshipping son dos modelos de comercio electrónico muy diferentes entre sí. Veamos cómo funcionan.

¿En qué consiste un marketplace?

El marketplace es una tienda online que da la posibilidad a otros vendedores de vender sus propios productos sin tener que crear una tienda aparte. Concretamente, se trata de un operador que ofrece un espacio para que los clientes y vendedores hagan transacciones.

Gracias a los marketplaces, los vendedores pueden vender sus productos online y posicionarse mejor para ganar visibilidad en internet. Los vendedores gestionan su propio stock y se encargan de enviar los pedidos.

¿En qué consiste el dropshipping?

Gracias al dropshipping, se pueden vender productos que no se tienen en stock. La mercancía está en manos del proveedor (fabricante, mayorista, etc.) que se encarga tanto de la producción como del almacenamiento y la entrega.

En la práctica, el vendedor pone a la venta productos a través de su plataforma online y le transfiere los pedidos al proveedor. Este último se encarga de preparar el pedido y enviárselo al cliente final. El consumidor recibe así un producto enviado por el proveedor, pero a nombre del vendedor.

Principales diferencias entre dropshipping y marketplace

Veamos cuáles son las principales diferencias entre los modelos de dropshipping y marketplace.

Las partes implicadas

Ambas plataformas, ya sean de marketplace o dropshipping, se basa en una relación de tres partes, pero no son las mismas ni tampoco desempeñan el mismo papel.

En el marketplace participan:

  • un distribuidor y su web de comercio electrónico (el marketplace) ;
  • un vendedor (comerciante, mayorista, fabricante, artesano, etc.) ;
  • un usuario (o comprador).

En el dropshipping participan:

  • un proveedor, al que el vendedor compra los productos;
  • un vendedor, que tiene su propia plataforma online;
  • un comprador (o consumidor).

La estrategia de precios

El responsable del marketplace no gestiona las mercancías ni las ofertas ni los precios. Todo ello depende de cada vendedor, que tiene como único requisito el cumplimiento de la normativa del marketplace.

El vendedor de dropshipping puede establecer libremente los precios de venta en función de los precios negociados con los proveedores.

Los márgenes suelen ser mayores con el dropshipping, ya que si el vendedor negocia bien puede adquirir los artículos a un precio mucho más atractivo y luego revenderlo a un precio más alto. No está sujeto a ningún requisito, a diferencia de los vendedores que trabajan con marketplaces.

La estrategia de venta

El marketplace y el dropshipping tienen estrategias de venta diferentes. La estrategia de venta del marketplace consiste en prestar sus servicios de plataforma a vendedores que ya cuentan con sus propios artículos a cambio de un porcentaje sobre las ventas realizadas.

La estrategia de venta del dropshipping consiste en vender productos de un proveedor bajo la marca de un distribuidor. El vendedor en este caso se labra su propia visibilidad y lleva a cabo sus propias acciones de marketing.

En el marketplace el consumidor sabe perfectamente que está comprando a un vendedor externo y no al propio marketplace. En el caso del dropshipping, el distribuidor suele ocultar el hecho de que el pedido será tratado por un proveedor externo.

El sistema de remuneración

Lo más común es que el marketplace se lleve una comisión sobre las ventas realizadas por los vendedores, aunque existen otros sistemas, como las “listing fees”, las suscripciones o los enlaces patrocinados.

Por el contrario, en el dropshipping, el proveedor cobra en función del pedido efectuado por el vendedor. Este hará seguidamente un margen sobre los productos vendidos a los clientes finales.

De hecho, el dropshipping suele considerarse el modelo ideal para dedicarse al comercio electrónico sin tener que hacer una gran inversión ni gestionar un stock de mercancías. Vender en un marketplace requiere una mayor implicación.

El procesamiento de los pedidos

En un marketplace, el vendedor se encarga de enviar el pedido al cliente final, mientras que en el caso del dropshipping, el proveedor es quien envía directamente los productos a los compradores en nombre del vendedor. En este caso, el cliente creerá que el producto comprado proviene del vendedor. El proveedor es totalmente transparente.

La integración de productos

La integración de productos es más rápida y flexible en un marketplace. Los vendedores solo tienen que ingresar los productos comercializados, incluir una breve descripción y clasificarlos en la categoría correspondiente.

Con el dropshipping, en cambio, el proceso de integración de productos es más largo. El distribuidor tiene primero que encontrar proveedores fiables para poder colaborar con ellos. Luego tendrá que negociar los precios y establecer estrategias de precios y merchandising.

La atención al cliente

En un marketplace, el vendedor es quien se encarga de gestionar las devoluciones, las reclamaciones y el servicio posventa. En el dropshipping, el vendedor también se ocupa de la atención al cliente. Él es quien recibe las solicitudes de devolución y las reclamaciones, aunque luego se dirija al proveedor para que las subsane.

Las obligaciones jurídicas

Desde el punto de vista jurídico, el dropshipping se rige por las mismas normas que el comercio electrónico tradicional. El vendedor tiene su propio aviso legal y sus propias condiciones de uso y de venta sin tener que mencionar a sus proveedores.

En el markertplace hay otras reglas que tener en cuenta. La plataforma debe ser clara y transparente. En el aviso legal deben indicarse los datos de los operadores y los vendedores externos. El marketplace ha de proporcionar toda la información contractual relacionada con los servicios y productos ofrecidos por cada uno de los vendedores (excepto BtoB). La web debe especificar las reglas de clasificación de los productos, las condiciones de acceso a la plataforma y su funcionamiento.

Combinar marketplace y dropshipping

Existe la opción de utilizar un marketplace para empezar a vender con dropshipping. La principal ventaja es el tráfico que ofrece el marketplace. Además es más fácil crear los segmentos específicos. Recurrir a un marketplace especializado en dropshipping nos permitirá llegar a los clientes identificados más fácilmente.

Es posible tener una web de dropshipping y al mismo tiempo utilizar un marketplace. Así el tráfico de la web de dropshipping se incrementará significativamente gracias al poder de atracción de los marketplaces.

Hacer dropshipping en un marketplace

¿Te gustaría hacer dropshipping en un marketplace? Puedes hacerlo gracias a la solución de dropshipping de Octopia Products. Octopia es la solución del marketplace ideal para desarrollar un negocio online. Gracias a nuestros servicios, los vendedores cuentan con una plataforma tecnológica única y tienen acceso a un catálogo cualificado de productos y marcas.

Gracias a nuestra experiencia única, actualmente tenemos la capacidad de hacer envíos a más de 30 países europeos, ayudando a los vendedores a definir su proyecto. Por otro lado, con nuestra solución de dropshipping, tendrás acceso a más de 60 000 productos y marcas internacionales.

Para ello, solo tienes que seguir 4 pasos:

  1. Regístrate en nuestra plataforma de dropshipping
  2. Sube tu catálogo de productos e importa la selección
  3. Publica las ofertas en tus canales de venta
  4. Sigue el estado de los pedidos enviados por Octopia

Aunque diferentes, el marketplace y el dropshipping pueden complementarse. No hay muchos marketplaces que permitan el dropshipping en sus plataformas, pero Octopia sí es uno de ellos. De hecho, el dropshipping es una de nuestras especialidades y actualmente ofrecemos un servicio integral y un asesoramiento específico a los vendedores online que confían en nosotros.

3 puntos claves que retener:

  • El marketplace y el dropshipping no funcionan del mismo modo: el marketplace agrupa a vendedores online y compradores en una plataforma específica, mientras que el dropshipping da la posibilidad al vendedor de vender desde su propia plataforma una oferta de productos suministrada por un proveedor;
  • Vender en un marketplace tiene una serie de ventajas: una gran visibilidad, una web atractiva desde la que vender, menos costes de marketing, etc. El dropshipping también tiene sus ventajas: el vendedor no tiene que gestionar el stock de productos ni el embalaje o la expedición de productos. Es más fácil llevar las cuentas.
  • Ambos modelos son diferentes pero complementarios. Se puede hacer dropshipping en un marketplace especializado y aprovechar las ventajas de ambos modelos.