Con las emisiones en directo, el comercio electrónico entra en la era de la gamificación y el entretenimiento, o el “retailtainment”. Los minoristas y vendedores de marketplace se han hecho eco de esta tendencia y son muchos los que están sumándose al Live Shopping.

Según un estudio de McKinsey, 1 de cada 5 compras realizadas por internet en todo el mundo se hará mediante Live Shopping en 2026, lo que demuestra el potencial de este modelo que reinventa la teletienda. Procedente de Asia, este nuevo formato viene extendiéndose en Europa desde hace poco, impulsado sobre todo por el confinamiento.

El Live Shopping dinamiza la experiencia de compra online

El Live Shopping es una técnica de venta que combina la presentación de productos o servicios con entretenimiento en formato vídeo. Aparte de promocionar sus productos, las marcas pueden establecer un vínculo con el consumidor, capturar la atención de los usuarios, crear eventos… Este formato interactivo va mucho más allá del texto y las imágenes ¡y hace que los productos cobren vida!

Es indudable que el formato vídeo ofrece muchas ventajas a las tiendas online, haciendo que la experiencia de compra sea mucho más agradable. El 96 % de los consumidores recurren a este formato para obtener más información sobre un producto o un servicio. Además, genera mayor tráfico, con una tasa de retención más larga, aumenta el engagement y mejora el posicionamiento.

Eso sí, no hay que confundir el Live Shopping con el Video Marketing.

El Video Marketing fue una estrategia pionera al crear vídeos con fines de inspiración o demostración, por ejemplo. Estos vídeos tienen una duración de entre dos y tres minutos y muestran el producto en su contexto de uso.

El Live Shopping, por su parte, tiene un formato más largo, de entre 30 y 45 minutos, y en la práctica existen dos tipos de contenidos:

  • La emisión en directo, que luego se cuelga en la ficha del producto, con o sin posedición;
  • Contenido grabado previamente, visualizable en las fichas de los productos sin que necesariamente se haya emitido antes en directo.

Una herramienta publicitaria para los vendedores

Los marketplaces son el segundo canal para dar a conocer productos, por detrás del boca a boca, según Dynata. Es decir, el 34 % de los franceses descubren nuevos productos en estas plataformas. No cabe duda entonces de que los minoristas o vendedores no pueden dejar de explorar los beneficios del Live Shopping para aumentar su visibilidad.

Esa es la razón por la que Octopia invita a sus socios minoristas y vendedores a utilizar herramientas publicitarias que los hagan más atractivos. Más aun cuando se adaptan perfectamente a la plataforma de Octopia. La solución tecnológica del marketplace incluye la opción de animar las ventas con:

  • ventas flash,
  • vales de descuento, etc.

El minorista o el vendedor puede así diseñar su plan de acción comercial y utilizar una solución de Live Shopping, como Caast TV.

El Live Shopping favorece las interacciones

Presentando productos seleccionados, el minorista puede captar la atención de compradores específicos. Por ejemplo, un distribuidor de electrodomésticos podría enseñar recetas de cocina en directo, utilizando el aparato que quiere vender. Esta es una manera de llegar a un nicho de consumidores con interés en la cocina, generando tráfico cualificado e interacciones.

La principal ventaja del Live Shopping es que los espectadores pueden interactuar a través del chat. Ojo: contar con un influencer puede ayudar, pero no es suficiente para que la fórmula tenga éxito. Lo más importante es la estrategia comercial: hay que escoger el producto adecuado y utilizar mecanismos como códigos promocionales efímeros para que el espectador-consumidor se sienta privilegiado. O, por ejemplo, organizar concursos o juegos sin desvelar los ganadores hasta el final para aumentar la tasa de retención. El objetivo es siempre incrementar las ventas en el marketplace.

Según Gartner, la tasa de conversión, que es de 1 - 1,5 % en una tienda online, se dispara entre los usuarios que visualizan este tipo de contenidos, alcanzando el 15 % e incluso el      35 %. Esto se debe a lo fácil que es comprar a través del Live Shopping, pues permite colocar directamente en el carrito los productos presentados en el Live, sin tener que salir de la ventana ni interrumpir la experiencia.

En definitiva, el Live Shopping es una fantástica manera de promocionar productos en un marketplace sabiendo que eso es lo que están pidiendo los consumidores.